Qué debemos hacer como oposición

fernando iglesias jovenes republicanos

A partir de las elecciones de Octubre de 2019 nos tocó jugar el papel de la oposición en la República Argentina. Los Jóvenes Republicanos nos reunimos con la ex Ministra de Seguridad de la gestión de Mauricio Macri y actual Presidente del PRO, Patricia Bullrich, en Febrero de este año, así como mantuvimos una videollamada con ella durante la cuarentena.

De ambas charlas obtuvimos interesantes reflexiones acerca de la situación argentina actual y de qué rumbo debemos tomar a futuro. Primero, el Estado debe enfocarse en el sector productivo, ya que es aquel que saca el país adelante y permite su desarrollo. Es decir, el campo, las PYMES y demás empresas, los emprendimientos y la clase media en general.  Lamentablemente el peronismo jamás se ha encargado de ellos, todo lo contrario, siempre los ha presionado en todo sentido para impedir su crecimiento y obtener la mayoría de sus ganancias. Los demás países sancionan leyes para incentivar a este grupo emprendedor y bajan sus cargas fiscales, sin embargo, en Argentina se hace todo lo contrario. Por eso la mayoría de las compañías quiebran o emigran a otros lugares. Acá el Gobierno sólo se encarga de aquellos sectores que no producen, es más, busca incrementar el asistencialismo y el empleo público, en vez del privado, y cada vez subsidia más. Los ciudadanos no son conscientes de que estos subsidios son producto de los impuestos que paga, que están en todos lados, hasta en el IVA de los alimentos. Así que en cierta forma, todos somos contribuyentes, aunque sea un mínimo aporte. Por lo tanto, nada de esto es gratis. Es fundamental que la gente comprenda esto, y ahí es donde surge el segundo punto de estas reflexiones: la batalla cultural.

Los ideales sobre la República y la Libertad están tan marginados en nuestra sociedad que hace falta explicarlos y hasta justificarlos, cuando esto de ninguna manera debería ser así. Por el contrario, el peronismo no debe explicar nada de lo dice y hace, todo está aceptado, aunque sea nefasto. En este escenario debemos hacer algo urgente. Por eso, Patricia en ambas ocasiones hizo hincapié en llevar a cabo esta batalla cultural en lugares de debate como las Universidades y las Escuelas. Hay que terminar con el adoctrinamiento llevado a cabo por la izquierda y los sectores populistas, y luchar las por las ideas republicanas, las cuales han sido muy exitosas en el resto del mundo. Sin embargo, esto no será fácil ya que estas doctrinas están fuertemente instaladas en la sociedad argentina desde hace décadas. Además, estos referentes y líderes tienden a optar por conductas autoritarias, persiguiendo y atacando al que piensa distinto. Esto afecta a todos los valores de una comunidad pero sobre todo a la libertad de expresión. Tal es así que la actual Ministra de Seguridad, Sabrina Frederic habla de hacer un ciberpatrullaje en las redes sociales para “analizar el humor social”, aunque todos sabemos que es una pantalla para bajar cuentas y callar a los opositores. El ciberpatrullaje sólo se usa para combatir distintos tipos de delitos, así como buscar a personas desaparecidas. Para medir el humor social se usan encuestas, tal como le dijo Patricia a Sabina unos días atrás. El Kirchnerismo y el peronismo son conocidos por atacar a aquellos que están del otro lado, como olvidar aquella frase de Perón; “al amigo todo y al enemigo nada, ni Justicia”. La actitud fascista es clarísima, a pesar de que nos tilden a nosotros, los republicanos y capitalistas, de fachos.

Antes de la pandemia, Patricia nos explicó que el rol como oposición les da una gran responsabilidad y que no deben callar ante todo aquello que perjudique a la Argentina y a su forma republicana de Gobierno. Por ejemplo, el intento de la intervención del poder Judicial de Jujuy para liberar a Milagro Sala. Sin embargo, hoy, en plena cuarentena nos aclaró que si bien ella siente que el aislamiento social se está extendiendo demasiado y que el Gobierno no tiene un rumbo claro, aún es muy pronto para hablar sobre los efectos que esto está teniendo en los distintos ámbitos que le competen. Habrá que esperar a que todo esto termine para juzgar la gestión de Alberto Fernández y sus Ministros, y volver a tomar un rol activo para defender a los ciudadanos argentinos de los atropellos. Como dijo: “la pandemia no abre ni cierra ninguna grieta”.

En conclusión, nosotros desde la Juventud debemos encarar esta batalla ideológica y cultural en las calles, en las redes sociales y en las instituciones educativas. Es fundamental abrir el debate para poner a las ideas republicanas como una opción a considerar para nuestra sociedad. Para mejorar definitivamente a la Argentina, tenemos que animarnos a hablar y a defender nuestros ideales, porque sin los mismos, ningún Gobierno podrá salvarnos.

 

Por Maia Ocampo